Discurso de SM el Rey en la apertura de la XX sesión del Comité Al-Qods en Marrakech

381758 مشاهدة

Marrakech, 17-01-2014  –  SM el Rey Mohammed VI, Presidente del Comité Al-Qods, pronunció un discurso en la apertura de la XX sesión del Comité Al-Qods, hoy viernes en Marrakech.

He aquí el texto íntegro del discurso Real:

“Loor a Dios,  la oración y el saludo sean sobre nuestro Señor 

Enviado de Dios, su familia y compañeros. 

Excelentísimo Hermano Don Mahmud Abbas, Presidente de la Autoridad Nacional Palestina,

Su Excelencia el Señor Secretario General de la Organización para la Cooperación Islámica, 

Altezas, Excelencias, 

En primer lugar, me complace daros la bienvenida en Marruecos, vuestra segunda patria, para participar en la vigésima sesión del Comité Al Qods, que viene marcada por la notable regresión que ha conocido la solidaridad con la causa palestina, ya sea en términos de apoyo político y financiero o en el aspecto mediático.

No obstante, la celebración de esta reunión constituye la mejor prueba de la voluntad que a todos nos amina para continuar defendiendo los legítimos derechos del pueblo palestino hermano, así como la identidad árabe islámica de la sagrada ciudad de Al Qods.

Asimismo, constituye una buena oportunidad para la concertación y la coordinación en torno a la concepción de mecanismos idóneos para afrontar las políticas hostiles, practicadas contra el pueblo palestino combatiente, así como los planes de colonización y las violaciones que sufre el Monte del Templo y la sagrada mezquita de Al Aqsa.

De igual modo, queremos que este encuentro constituya una ocasión oportuna para cuajar posiciones concordantes que aporten una contribución eficaz al proceso de paz.

En efecto, en ningún momento nos Hemos quedado con los brazos cruzados y menos desde la última sesión del Comité. Así pues, conscientes de que la causa de Al Qods constituye una responsabilidad de todos, la Hemos colocado en el mismo lugar que ocupa nuestra principal causa nacional, haciendo de la misma una de las contantes de nuestra política exterior. 

En este sentido, para el Comité Al Qods, la defensa de esta usurpada ciudad no constituye una mera acción coyuntural circunscrita únicamente a las reuniones del Comité; tal defensa representa un elemento constante que también ocupa las influyentes negociaciones diplomáticas de la Agencia Bayt Mal Al Qods Acharif –en tanto que mecanismo del Comité- y las acciones concretas llevadas a cabo en la ciudad santa. 

Por ello, la protección de la ciudad de Al Qods contra los planes de judaización, así como el apoyo a sus habitantes aferrados al lugar, no se conseguirán a través de lemas hueros o con el aprovechamiento de esta noble causa en estériles pujas.

La gran importancia que reviste esta causa requiere confianza, credibilidad y una influyente presencia en el ámbito de la defensa de los sagrados lugares del Islam.

De igual modo, requiere la elaboración de propuestas serias y prácticas, así como acometer iniciativas realistas asegurándole los medios para su puesta en práctica y los instrumentos de su financiación. Efectivamente, la causa palestina, en la que se enmarca Al Qods Acharif, pertenece a toda la nación islámica.

Altezas, Excelencias,

La Presidencia del Comité al Qods no es un privilegio ni mucho menos un prestigio; más bien representa una magna prenda que Nos ha sido confiada y una gran responsabilidad ante Dios y la historia. 

Sobre esta base, constantemente Hemos desplegado Nuestros esfuerzos, en concertación con nuestros hermanos y socios, para salvaguardar el carácter árabe e islámico de Al Qods y preservar su identidad civilizatoria, en tanto que cuna de las religiones celestiales y símbolo de la paz y la convivencia entre las culturas. 

Asimismo, proseguimos Nuestros buenos oficios y concertaciones diplomáticas en los diferentes foros y ocasiones, a fin de incitar a la comunidad internacional a asumir sus plenas responsabilidades ante el sufrimiento que vive el pueblo palestino hermano. 

En este sentido, Hemos expresado últimamente a su Santidad el Papa y al Secretario General de la ONU, Nuestra profunda preocupación respecto a la decisión del Vaticano de firmar un acuerdo con Israel, en torno al estatuto legal de las propiedades de la Iglesia en la ciudad ocupada de Al Qods.

Efectivamente, Hemos insistido en que la conclusión de tal acuerdo es susceptible de legitimar las prácticas llevadas a cabo por las autoridades colonizadoras, amén de constituir una violación de las resoluciones internacionales que impiden atentar contra el régimen jurídico de Al Qods.

Por otra parte, no escatimamos esfuerzo alguno por apoyar a la UNESCO en su propósito de hacer frente a la violación de las convenciones internacionales, por parte de Israel, en materia de protección del patrimonio cultural y preservación de los sitios históricos, religiosos y culturales en Al Qods, considerados como patrimonio de la humanidad en peligro. 

Habida cuenta de que los esfuerzos internacionales, por muy importantes que fueren, no son suficientes por sí solos para cambiar la situación sobre el terreno, Nos Hemos empeñado en reforzar la acción del Comité Al Qods, a través de la intensificación de la labor desplegada de manera concreta por la Agencia Bayt Mal Al Qods Acharif, cuyos palpables resultados se han dejado apreciar directamente en una mejoría de las condiciones de vida de los ciudadanos de Al Qods.

En este contexto y bajo Nuestra supervisión, la Agencia ha procedido a la realización de varias obras con objeto de promover el desarrollo humano de los habitantes de Al Qods, a fin de procurarles las condiciones de una vida digna y apoyar su resistencia ante los hostigamientos que tienen por finalidad lograr que dichos habitantes abandonen sus territorios y propiedades en la sagrada ciudad.

Materializando Nuestro sincero compromiso de solidaridad con los mismos, y en el marco de la cooperación con las diferentes instituciones oficiales en los Estados islámicos y las organizaciones sociales que apoyan la causa de Al Qods, la Agencia despliega constantes esfuerzos con el fin de promover el sector de la enseñanza y la formación, a través de la preservación de las instituciones educativas, la adquisición de edificios y su transformación en escuelas así como de la incentivación a la escolarización de niños.

En el mismo orden de cosas, la Agencia estimula las actividades económicas generadoras de ingresos estables y oportunidades de empleo, la reforma de los establecimientos sanitarios, la realización de los programas de vivienda, además de disponer servicios sociales y culturales, especialmente a favor de los jóvenes. 

Mención especial merece, en este sentido, la restauración del centro cultural marroquí, en el centro de la ciudad sagrada, cuya realización ha sido completamente financiada por Marruecos. 

En el ámbito de la preservación del patrimonio religioso y cultural de Al Qods, la Agencia obra incansablemente por el mantenimiento de la bendita mezquita de Al Aqsa y de los demás lugares sagrados y monumentos culturales.

De igual modo, obra por hacer frente al cierre de las instituciones palestinas vitales y a la confiscación de tierras y bienes en esta ciudad expoliada.

    Continuando sobre esta vía solidaria, la Agencia Bayt Mal Al Qods Acharif ha procedido a la elaboración de un plan quinquenal para el período 2014-2018.

Para reunir las condiciones del éxito a este plan, la Agencia ha procurado preparar un estudio minucioso de los distintos proyectos que se propone llevar a cabo, junto con el plazo de su ejecución y sus medios de financiación.

No obstante, nuestras ambiciones superan con creces las posibilidades limitadas que posee la Agencia, ya que son insuficientes las contribuciones con que va a contar para sus presupuestos.

Por ello, exhortamos a que se proceda a una fuerte movilización de nuestros medios y posibilidades propias, utilizándolos para la defensa de la ciudad sagrada, que constituye la causa de toda la nación islámica.

Paralelamente a la labor de esta Agencia, hemos emprendido, en el seno de una coordinación con la Autoridad Nacional Palestina, el establecimiento de un hospital de campaña en la franja de Gaza, con todas las especializaciones, a fin de prestar asistencia médica a nuestros hermanos palestinos, como medio de materializar nuestra continua solidaridad con los mismos y como contribución para aliviar sus sufrimientos.

Altezas, Excelencias,

Nuestro encuentro se celebra dentro de un contexto marcado por un consenso internacional en torno a la necesidad de recabar mayor apoyo a la operación de paz.

En este sentido, queremos resaltar los continuos esfuerzos desplegados por la Administración americana, bajo la orientación de Su Excelencia el Presidente Barack Obama y la supervisión del Secretario de Estado Su Excelencia John Kerry, lo que ha creado una constructiva dinámica dentro del proceso de paz.

Sin embargo, el éxito de esta dinámica permanece supeditado a la adopción de un enfoque global que concierne todas las cuestiones relativas a la solución definitiva, de acuerdo con referencias claras y dentro de una perspectiva temporal bien determinada.

Por otra parte, exhortamos a consolidar el clima de confianza entre las partes concernidas, absteniéndose de todas las prácticas provocativas que pueden frustrar este proceso, así como ataviándose de realismo y espíritu de concertación, dos elementos que pueden procurar el éxito de las negociaciones.

Dentro del mismo contexto, se debe adoptar una actitud vigilante, conjugando los esfuerzos para que los grupos extremistas y oscurantistas no aprovechen la noble causa de Al Qods para sembrar la violencia y el terrorismo en la zona.

Ante tal situación, se hace necesaria la consolidación de la acción árabe e islámica común, unificando las filas y adoptando estilos novedosos, a fin de contribuir de manera constructiva en la materialización de la voluntad de paz.

Por esta razón, invitamos a seguir una estrategia práctica y eficaz, en la que el Comité Al Qods desempeñe un papel decisivo en tanto que mecanismo permanente de la Organización para la Cooperación Islámica.

En este marco, hemos de insistir en que Al Qods constituye la esencia de la causa palestina, de modo que no puede haber paz sin fijar definitivamente el estatuto de Al Qods oriental, en tanto que capital del Estado palestino independiente.

En el mismo sentido, la realización de la paz es tributaria de la aplicación por parte de Israel de los compromisos que tiene asumidos, particularmente los de la hoja de ruta establecida por el Cuarteto Internacional y adoptada por el Consejo de Seguridad, amén de los horizontes que abre la Iniciativa de Paz Árabe.

En la misma medida en que hemos recibido con satisfacción la concesión a Palestina de la condición de Estado observador no miembro de Naciones Unidas, invitamos a que se pongan en marcha todas las resoluciones de las Naciones Unidas relativas a Al Qods y  a la causa Palestina en general.

Así pues, la piedra angular para consolidar la posición palestina seguirá siendo la realización de una sincera reconciliación nacional palestina, basada en la unidad de filas palestinas, bajo la dirección de la legítima Autoridad Nacional, presidida por Nuestro Hermano Mahmud Abbas Abu Mazin, cuyos esfuerzos al servicio del pueblo palestino hermano apoyamos continuamente.

He aquí una reconciliación constructiva que coloca los intereses supremos del pueblo palestino por encima de cualquier otra consideración. En este sentido, ocupa la primacía el establecimiento de su Estado independiente, sobre sus territorios liberados y con la ciudad de Al Qods oriental por capital, donde se viva en el seno de la seguridad, la paz y la concordia con Israel.

Al reiterar que la ciudad expoliada de Al Qods permanecerá siempre encabezando nuestras preocupaciones y se hallará constantemente en el centro de los sentimientos de nuestros pueblos islámicos, imploramos a Dios Todopoderoso nos ayude y nos conduzca al éxito para defender las causas justas de nuestra nación y preservar los lugares sagrados.

El saludo, la bendición de Dios el altísimo y sus gracias sean como nosotros”.

اترك تعليق

كن أوّل من يعلّق

نبّهني عن
avatar
‫wpDiscuz