Texto íntegro del discurso dirigido por SM el Rey a la Nación

12946 مشاهدة
Marrakech- SM el Rey Mohammed VI dirigió, hoy domingo, un discurso a la Nación.He aquí el texto íntegro:

“Loor a Dios, La oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros.

Señoras y Señores, En el día de hoy, procedemos a la instalación de la Comisión Consultiva para la Regionalización. Es realmente un momento fuerte y solemne que consideramos como el lanzamiento de una obra estructurante, que deseamos constituya un importante giro en los modos de gobernanza territorial, con la ambición de que comporte la emanación de una nueva dinámica de la profunda reforma institucional. Así pues, la amplia regionalización deseada no es una mera medida técnica o administrativa, sino más bien una decisiva opción para la renovación y modernización de las estructuras del Estado promoviendo el desarrollo integrado. Por tal razón Hemos decidido asociar a todas las fuerzas vivas de la Nación al esfuerzo de concepción general de este proyecto. Con tal propósito, Hemos considerado oportuno crear una Comisión Consultiva ad hoc, cuya presidencia Hemos confiado al Profesor Don Omar Azziman, por la competencia, experiencia, imparcialidad y el elevado sentido del deber que en él Hemos conocido. Con respecto a la composición de esta Comisión, y dado el carácter multidimensional de la regionalización, Hemos tomado en consideración el patriotismo que particularmente anima a sus miembros cuando del interés general se trata, la diversidad de sus tendencias y sensibilidades, la complementariedad de sus especialidades y su amplia experiencia en los asuntos públicos y en las especificidades locales y regionales de su país. Así pues, conforme al enfoque participativo que Hemos afianzado y adoptado, con relación a todas las grandes reformas, invitamos a la Comisión a proceder a la escucha y concertación con las instituciones y actores concernidos y cualificados. También esperamos de esta Comisión la puesta a punto de la concepción general de un modelo nacional de regionalización avanzada, que englobe a todas las regiones del Reino, que ha de someter a la Alta Apreciación de Nuestra Majestad a finales del próximo mes de junio. Como bien Hemos subrayado con anterioridad, invitamos a la Comisión a esforzarse en la preparación de un modelo de regionalización totalmente marroquí, que surja de las especificidades de nuestro país. Una de tales especificidades fundamentales consiste en que la Monarquía marroquí figura entre las más ancestrales del mundo. La Monarquía marroquí ha sido, a lo largo de los siglos, la garante de la unidad de la Nación, encarnando la simbiosis de todos los componentes del pueblo, velando e interesándose directamente y sobre el terreno por la situación de las poblaciones en las distintas zonas del Reino. Por otra parte, Marruecos se distingue por poseer un patrimonio histórico secular y un moderno progreso, al que se reconoce el mérito de haber adoptado una amplia descentralización. Por ello, la Comisión debe obrar por crear un novedoso sistema nacional de regionalización, sin caer en mimetismos ni en la fiel reproducción de las experiencias extranjeras. El objetivo que buscamos no es otro sino fundar un modelo vanguardista de regionalización para los países en desarrollo, consolidando la posición privilegiada de nuestro país en tanto que referencia digna de ser seguida, a fin de adoptar posturas patrióticas valientes así como para hallar respuestas marroquíes creativas a las principales causas marroquíes. Desde este punto de vista, tal concepción general, ha de elaborarse apoyándose sobre los siguientes cuatro fundamentos: Primero: El aferramiento a los valores constantes y sagrados de la Nación, particularmente en lo que se refiere a la unidad del Estado, de la Nación y del territorio, de la que Nuestra Majestad es el garante y protector. Efectivamente, la amplia regionalización ha de constituir la confirmación democrática de la singularidad de Marruecos, rico por la variedad de sus afluentes culturales y peculiaridades espaciales, que se funden en una identidad nacional singular y unitaria. Segundo: La consagración del principio de solidaridad: La regionalización no debe reducirse a una mera redistribución de competencias entre el centro y las regiones. Así pues, el desarrollo regional sólo será equilibrado y de dimensión nacional cuando se erija sobre el aprovechamiento óptimo y concomitante de las potencialidades de cada región, buscando siempre los mecanismos eficientes de la solidaridad que cristaliza la complementariedad y la cohesión interregional, en el seno de un Marruecos unido. Tercero: búsqueda de armonía y equilibrio en lo relativo a las atribuciones y recursos, evitando la interferencia y conflicto de competencias entre las diferentes colectividades locales, autoridades e instituciones. Cuarto: adopción de una amplia desconcentración, absolutamente necesaria para el buen funcionamiento de la regionalización, en el marco de una eficiente gobernanza territorial, basada en la coordinación y la sinergia.

Señoras y Señores, A través de esta obra fundadora queremos alcanzar objetivos esenciales. Se trata, ante todo, del establecimiento de regiones de pleno derecho viables y perennes, fundadas sobre criterios racionales y realistas, inherentes a un novedoso sistema de regionalización. Por otra parte, buscamos la eclosión de consejos democráticos, dotados de prerrogativas y recursos necesarios para poder promover el desarrollo regional integrado. En este sentido, no queremos que las regiones del Marruecos de la buena gobernanza territorial sean entidades meramente formales o burocráticas, sino que constituyan instituciones representativas de elites cualificadas, aptas para poder llevar una buena gestión de los asuntos de sus respectivas regiones. Entre los principales objetivos que tenemos marcados, está el que nuestras recuperadas provincias del Sur encabecen la regionalización avanzada. En efecto, Marruecos no puede quedarse con los brazos cruzados ante las trabas que interponen los adversarios de nuestra integridad territorial con el fin de obstaculizar el proceso de la ONU para hallar una solución política realista y mutuamente aceptable al conflicto artificial creado en torno a la misma; una solución fundada en nuestra iniciativa de autonomía reservada al Sahara marroquí. Así pues, reafirmamos que esta iniciativa, considerada como digna de credibilidad por la ONU, sigue siendo planteada como base para la negociación seria y responsable, a fin de alcanzar el deseado arreglo realista y definitivo. Paralelamente, continuaremos materializando Nuestra sólida voluntad de hacer que los leales hijos y habitantes de nuestro Sahara marroquí, dispongan de una amplia libertad en la gestión de sus propios asuntos locales, en el seno de una regionalización avanzada, cuya puesta en marcha asumiremos, con voluntad nacional soberana.

Señoras y Señores, Esperamos que todo el mundo dé prueba de una fuerte movilización, teniendo siempre presentes los retos estratégicos que supone esta obra decisiva de la amplia regionalización, en la medida en que constituye la verdadera demostración del éxito de las reformas estructurantes que conducimos. Sobre esta base, instamos a la Comisión para que lleve a cabo un examen profundo de los verdaderos problemas planteados en este ámbito, conjugando los esfuerzos y empeñándose de manera creativa, a fin de presentar propuestas prácticas y aplicables. Nuestro objetivo nacional no es otro sino pasar de una regionalización incipiente a una regionalización avanzada, de esencia democrática y de desarrollo. Expresando a esta Comisión Nuestro apoyo y asegurándole Nuestro seguimiento de sus trabajos, queremos dar al gobierno nuestras Altas Instrucciones y a todas las autoridades para colaborar con la misma, facilitándole los medios necesarios para poder desempeñar su labor. A Dios el Altísimo imploramos, nos guíe a todos hacia el éxito para poder hacer realidad nuestro deseo de ver la amplia regionalización como zócalo del edificio institucional del Estado marroquí, por cuya consolidación como Estado moderno, de derecho, de las instituciones y de la buena gobernanza, velamos. Todo ello en el seno de una sólida cohesión entre la voluntad de preservar los derechos de la Patria, en cuanto a su unidad, integridad y soberanía; y los derechos de todos los marroquíes al ejercicio de una ciudadanía responsable y a gozar de su plena dignidad, dentro de un Marruecos unido y solidario, seguro y desarrollado. El saludo, la bendición de Dios el Altísimo y sus gracias, sean con vosotros”.

Texto íntegro del discurso dirigido por SM el Rey Mohammed 6 a la Nación
Texto íntegro del discurso dirigido por SM el Rey Mohammed 6 a la Nación

2010-01-04 2010-01-04
أضف تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني. الحقول الإلزامية مشار إليها بـ *


شروط التعليق :

عدم الإساءة للكاتب أو للأشخاص أو للمقدسات أو مهاجمة الأديان أو الذات الالهية. والابتعاد عن التحريض الطائفي والعنصري والشتائم.

وجدة البوابة